Páginas vistas en total

martes, 4 de junio de 2013

Decálogo de la comunicación de la ciencia en las redes sociales

Fruto de la segunda jornada Ciencia en Redes, celebrada el 17 de mayo de 2013 en Madrid, la Asociación Española de Comunicación Científica, organizadora del evento, publica el decálogo de la comunicación de la ciencia en las redes sociales. 

1. Hay tantas formas de usar las redes sociales como personas. Interesa utilizar su potencial para mejorar la comunicación. No conviene estar en las redes sociales si no tenemos nada que aportar.
2. El titular debe ser llamativo, explicar de qué trata la entrada y no volcar en Internet lo que se ha producido para papel. El medio cambia y el lenguaje también. Lo que no varía es el rigor: cada dato hay que contrastarlo, y esto nos lo facilitan los enlaces.
3. El móvil, el discurso visual y la conversación generada en torno al contenido son los nuevos reyes. Hay que favorecer la conversación en torno a lo visual.
4. Las redes sociales son globales. No se pueden realizar acciones para un solo país.
5. En las redes sociales lo que importa no es tanto la herramienta (que va cambiando), sino las personas. Y la conversación tiene más valor que la información que la origina.
6. En redes no hay que hablar solo de "cosas bonitas" o que nos gustan, y por eso los periodistas continúan siendo necesarios.También es responsabilidad de los comunicadores de la ciencia la denuncia de las pseudociencias.
7. La comunicación en internet y en redes es mucho más que "páginas vistas". Necesitamos insistir en ello a la hora de obtener financiación y publicidad.
8. La calidad prima sobre la cantidad, y la participación (engagement) y la reputación tienen más valor que el número de seguidores en redes sociales.
9. La obligación de divulgar la ciencia también atañe a los científicos, y las redes sociales proporcionan espacios para hacerlo. No hay excusas.
10. Los científicos deberían saber de y estar abiertos a la comunicación. Y los periodistas que se dedican a esto deberían saber cómo funciona la ciencia
11. La ciencia está en todas partes y es evidente que interesa en el mundo real y en el mundo digital, que no son mundos distintos. Así que hay que perderle el miedo a vulgarizar, que no es otra cosa que hacer la ciencia inteligible.
12. La gente está dispuesta a implicarse con los contenidos que realmente le apasionan y, por suerte, la ciencia lo hace. Aprovechémoslo.
13. La única norma es que no existen normas infalibles, y el mejor consejo que se puede dar es no seguir al pie de la letra ningún consejo.

via anisalud.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blog Archive

A jugar Angry birds